Cambio de temporada

Cambio de temporada

Cambio de temporada

Un buen recurso es que se usen las zonas más inaccesibles de los armarios (altillos, zonas ocultas, rincones, etc.) para guardar la ropa de fuera de temporada, procurar almacenar la ropa menuda (camisetas, ropa interior, bañadores, etc.) en cajas y el resto (camisas, chaquetas, pantalones, americanas, trajes, vestidos, etc.) en fundas de cualquier tipo, con ello conseguiremos salvaguardarlas del polvo y tenerlas limpias para la próxima temporada además de disponer del espacio tan necesario para las prendas de la temporada actual.

El calzado también podemos guardarlo en sus cajas de compra.

Nos ayudará mucho para encontrar las prendas el colocar etiquetas en ambos lados de las cajas y fundas que hagan referencia a las prendas según la temporada (primavera/verano) y (otoño/invierno).