Las marcas Blancas y lo “barato” al final puede salir “caro”

Lo barato sale caro

Actualmente y debido a la crisis económica que condiciona nuestras vidas se ha puesto de moda el “ahorro a toda costa”, dicha moda es un acto reflejo ante una situación que nos preocupa y que hace que inconscientemente reduzcamos nuestro consumo y guardemos reservas para tiempos peores.

Para según que tipo de compras (consumo rápido) las marcas blancas “baratas” pueden ser una solución pero para compras que perduren en el tiempo es un error ya que en estas marcas suelen reducir sus costes en calidad, durabilidad, y servicio postventa para que cumplan exclusivamente con las garantías que marcan la ley, es decir 2 años (a veces llegan a romperse o dejar de funcionar correctamente antes de los 2 años).

En la compra de mobiliario debe de plantearse, que si queremos la comodidad y seguridad de que funcionen todos sus componentes (puertas, cajones, etc.) durante al menos 10 años (vida media actual) observaremos que salen las cuentas, mas interesantes, comprando marcas que ofrezcan calidad y garantí­a evidente, y si el bolsillo del consumidor no puede acometer de golpe una compra de esta cuantía.. existen muchas formulas de pago aplazado sin apenas incidencias en el precio total que merecen la pena ser conocidos.