¿Cómo saber si un armario es de calidad?

Como saber si un armario es de calidad - INTERNI - Armarios y muebles a medida Zaragoza

A la hora de comprar el armario adecuado para tu casa o tu oficina es clave tener bien claro qué elementos deben ser de especial calidad para no equivocarte. Al fin y al cabo, un armario no tiene por qué ser para toda la vida pero sí para muchos años. Aquí repasamos los aspectos que debes analizar antes de tomar una decisión definitiva.

En primer lugar, hay que tener en cuenta el grosor del mueble. Aquí aparecen tres partes como son los costados, el suelo y el copete, la zona superior, que suele medir entre 3 y 4 centímetros. El grueso de los laterales te indicará su resistencia. Lógicamente, a mayor grosor, más resistente. También hay que hablar del tablero interior cuyo grosor oscila entre los 16 y los 19 milímetros, aunque podría ser más fino si el exterior dispone de un revestimiento potente. De una forma u otra, un armario con una de estas dos opciones se vería consistente y fortalecido.

Los herrajes son otro de los aspectos que hay que estudiar a fondo, especialmente en los armarios de puerta corredera o deslizante. La suavidad y fluidez marcan la calidad en este punto. En el resto de armarios con aperturas batientes o plegables, las guías de los cajones y las bisagras también son claves para el funcionamiento de un buen armario. En éstas últimas debemos mirar el freno, el grado de apertura, el número, la regulación, la altura, la profundidad y la separación. La comodidad a la hora de abrir las puertas y cajones es una parte fundamental. En cuanto al material de las puertas, las de madera (cerezo, roble, caoba, castaño y nogal) son las más resistentes.

Aunque parezca mentira, la trasera de un armario también importa y mucho para acertar en la compra del mueble adecuado. Al estar junto a la pared es un elemento que suele pasar desapercibido pero para la estructura es necesario que sea de buena calidad. Pueden ser de dos clases: tablero firme o de conglomerado. Aquí volvemos al tema del grosor, anteriormente explicado, ya que un material sólido y grueso dará mejor fijación al resto de los elementos que conforman un armario.

Si para finalizar hablamos de chapa, madera, melaminas, cristal y lacados, ¿a qué nos referimos? Efectivamente, al acabado final de un armario. Aquí el precio también varía en función de la resistencia y calidad, tanto en su interior como exterior. La melamina es la mejor opción para el bolsillo, aunque habrá que tener en cuenta cómo está decorada la habitación para que el armario no desentone y se mantenga la armonía de la estancia tanto en color como en estilo. Con todo esto, ¿ya tienes claro en qué debes fijarte para comprar un armario de calidad?